¿Es la bolsa el activo más interesante a largo plazo o es un mito?

bolsa-de-valores

A todos nos gusta ganar dinero y la bolsa ha sido un buen sitio para ganar dinero, tanto históricamente como  en los últimos años así ha sido, la rentabilidad a largo plazo en el último siglo de la bolsa americana ha sido ligeramente superior al 6% lo cual demuestra que ha sido el activo más rentable y el mejor sitio donde invertir para tratar de no verse descapitalizado por el efecto de la inflación. Pero también ha habido momentos en los que invertir en bolsa ha sido bastante ruinoso, por ejemplo quien invirtió en la bolsa americana en 1929 tuvo que esperar casi 25 años para recuperar su inversión, también quien invirtió en 2000 tuvo una década entera perdida donde no obtuvo absolutamente nada de rentabilidad o quien invirtió en la bolsa japonesa a finales de los ochenta lleva más de 30 años en pérdidas con minusvalías que superan el 50%. Fruto de todo ello podemos ver que el dicho de que “la bolsa es la mejor inversión existente a largo plazo” es cuando menos bastante dudoso por no decir falso ya que no siempre es así.

Ha habido infinidad de compañías que por el camino han ido quebrando, casi un 70% de las empresas que han pertenecido al índice Dow Jones de Industriales (el índice más famoso y representativo del mundo) han quebrado, lo cual nos indica el peligro que tiene el mantener una acción a largo plazo como inversión. Es cierto que la rentabilidad promedio del Índice Dow Jones ha sido superior al 6% que se encuentra ahora mismo muy cerca de máximos y que quien haya invertido en 2008 ha conseguido triplicar su inversión ya que la bolsa americana lleva casi 9 años de subida constante, lo cual supone una rentabilidad del 13,5%  que después de dividendos viene a suponer algo más de un 16% anualizado en los últimos 9 años, este reciente comportamiento nos puede dar a entender una señal clara de alerta sobre si  estaríamos en unos niveles ya bastante elevados de valoración.

Con respecto a nuestro mercado, disfrutamos de un excelente mercado alcista hasta 2007 y tuvimos unas fantásticas rentabilidades, pero en los últimos nueve años (el periodo en que el Dow Jones ha triplicado su valor) nuestro Ibex 35 ha sufrido una caída de nada menos que el 40% y volveríamos a tener el mismo dilema sobre si es rentable o no invertir en bolsa a largo plazo ya que en dicho periodo las perdidas habrían sido sustanciales si hubiésemos apostado por nuestro índice Ibex 35.

Hay una serie de preguntas que nos hacemos a la hora de plantearnos esas inversiones que habrían sido o tan extraordinarias (bolsa USA desde 2009 o bolsa española hasta 2007) o tan desastrosas (bolsa USA de 1929 a 1954, bolsa japonesa desde finales de los años ochenta o bolsa española desde 2007), ¿sabemos que es lo que incide en que los índices hayan subido o bajado tanto en dichos periodos? Suele decirse que la bolsa es un indicador adelantado de lo que hará la economía, ¿pero hay alguien capaz de vaticinar el comportamiento que tendría la economía o las bolsas en dichos periodos?, ¿alguien podría saber que la crisis española sería tan larga que abarcaría casi 10 años?, ¿alguien podría vaticinar que a finales de los años 80 la economía japonesa sufriría una crisis tan grande que devastaría a su sector financiero y metería a su economía en la tan temida deflación?, ¿alguien podía vaticinar en 2008 cuando la economía mundial se hundía tras la quiebra de Lehman  Brothers que Estados Unidos conseguiría salir de la situación y se tendría el segundo mayor mercado alcista de la historia? La verdad es que dudo mucho que ni el profeta Nostradamus hubiera sido capaz de vaticinar todos estos hechos y por supuesto que ninguno de nosotros habríamos podido imaginarnos o anticipar nada de esto.

Si todas estas variables se nos escapan y no somos capaces de saber cómo será la evolución de la economía y la bolsa lo que hace es anticipar la futura evolución de la economía, ¿cómo podemos entonces ser capaces de invertir a largo plazo en la bolsa? Muy sencillo, porque a la hora de invertir en bolsa con una visión a largo plazo esos no son los factores que determinan una mala o una buena inversión en bolsa.

Mi experiencia en estos últimos veinte años y por la que he conseguido  obtener ganancias de manera consistente en bolsa ha sido mediante la inversión a largo plazo, dejando correr las ganancias y no cortándolas, mejor invirtiendo en los momentos en que se producen caídas en aquellos valores sólidos que se encuentran dentro de una clara tendencia alcista y bajo la solida base de un buen análisis fundamental que nos determine que el valor posee un buen potencial de crecimiento y una valoración con un importante descuento. Cuanto más información dispongamos del valor y conozcamos mejor el negocio mayor será la confianza que podremos tener en dicha empresa para mantener la inversión a largo plazo ya que al comprar acciones a largo plazo pasaremos a ser propietarios de una parte de ese negocio durante un buen tiempo y cuanto mayor sea su ratio potencial de crecimiento/valoración más tranquilos y confiados nos mantendremos en dicha inversión.

Céntrese en la búsqueda de buenos negocios a largo plazo y compre cuando sus valoraciones sean apropiadas, reste importancia a los datos macro, a la evolución de los tipos de interés y demás datos que le alejen de entender la previsible evolución de una cartera de buenos negocios a medio/largo plazo y así verá crecer sus ahorros.