New Gold, invertir en oro con un amplio margen de seguridad

Tensiones geopolíticas a la vista

La actual tensión geopolítica entre Corea del Norte y Estados Unidos parece haber traído una mayor volatilidad a los mercados y todo hace indicar que vamos a tener que convivir durante un tiempo más o menos largo con  esa incertidumbre, una incertidumbre que además viene acompañada por una más que previsible alza de tipos en Europa en el medio plazo  y con una más que posible burbuja en la renta fija que caso de elevar los tipos de interés  más rápido de lo previsible podría ocasionar unas fuertes tensiones en unas bolsas que quizá han gozado de un periodo de bonanza o complacencia excesivamente largo.

El oro como valor refugio en los momentos de incertidumbre

Tradicionalmente en los periodos de fuertes incertidumbres tanto en los mercados de renta fija como de renta variable hemos podido ver como el oro se suele convertir en un activo refugio. El oro desde que comenzó la fase de bonanza de los mercados financieros en 2009 apenas se ha revalorizado en los últimos 8 años y que desde 2011 ha sufrido una caída superior al 30%, este comportamiento ha sido mucho más drástico en las compañías de minas de oro que han sufrido unas caídas que en promedio rondan el 80% desde los máximos marcados en 2011 cuando el precio del oro marcaba sus máximos cerca de los 2000$/onza.

Determinar si el precio del oro va a subir o no es una tarea excesivamente compleja de determinar y en muchos casos se puede llegar incluso a convertir únicamente en una apuesta porque la situación económica o geopolítica pueda llegar a complicarse o no y vuelva a convertirse en un valor refugio o no. Lo que sí podemos observar es que Estados Unidos está disfrutando del segundo mayor ciclo expansivo de su economía de los 33 ciclos existentes hasta ahora, con ya más de 100 meses consecutivos de expansión económica por lo que por un tema puramente estadístico deberíamos de no estar muy lejos de su finalización.

 

Newgold, excelentes perspectivas en un sector que no está de moda

Como hemos comentado con anterioridad las compañías mineras de oro se han visto muy castigadas y han alcanzado niveles de valoración que nos hacen ver en algunas de ellas un amplio margen de seguridad, un claro ejemplo de ello es la minera Newgold que ha caído un 75% desde los máximo marcados en 2011 y que pensamos que es una excelente manera de invertir en oro incurriendo en un escaso riesgo, ya que a los niveles actuales del oro sería una excelente inversión a largo plazo y únicamente podría llegar a ser un riesgo si el precio del oro se desplomase en los próximos años, algo que parece poco probable y aún así contaríamos con un amplio margen de seguridad.

Newgold es una compañía minera canadiense con minas de oro en Estados Unidos, Mexico, Australia y Canadá , actualmente New Gold produce unas 260.000 onzas de oro al año, pero su gran potencial reside en que a partir de Setiembre  empezará a producir oro en la que pasará a ser su mayor mina de oro, Rainy Ryver, que  se estima que podrá llegar a incrementar su producción en más de 300.000 onzas de oro a un coste que se estima por debajo de los 700$, un precio realmente bajo. La producción comercial se espera que se inicie a partir de Noviembre y el coste de ponerlo en marcha y las fechas de inicio de producción han sido recientemente confirmadas al publicar sus cifras de resultados por lo que no se esperan nuevos retrasos, algo que penalizó en el pasado la cotización y que hizo que sus acciones se desplomaran a principios de año y aún sigan un 20% por debajo del precio al que cotizaban antes de que se informara sobre los retrasos, aunque ahora parece que todas las licencias están conformes y todo parece indicar que no habrá más sorpresas.

La producción del segundo semestre de New Gold fue de 106.000 onzas y un incremento del 6% con un coste de 770$ y generando un flujo de caja operativo de 80 millones de dólares por segundo trimestre consecutivo, un flujo de caja que sería excepcionalmente alto si no fuera porque New Gold está invirtiendo ese tremendo flujo de caja en su futuro tesoro, Rainy River, que le permitirá producir más onzas de oro a un precio aún más bajo e incrementar en un futuro su flujo de caja operativo para inciar un nuevo proyecto con su mina Blackwater que le permitirá producir otras 485.000 onzas de oro anuales a un precio estimado de 760$, alcanzando la espectacular cifra de 1 millón de onzas producidas al año a un precio inferior al que las están fabricando a día de hoy.

Ante la inminente apertura de su mina Rainy River, Newgold ha acelerado la venta de una de sus minas en Australia, Peak Mines,  una mina con una vida de 6 años más y que obtiene el metal dorado a un coste de 940$ y con importantes recursos existentes también en cobre por la que podría percibir entre 125/150 millones de $ que ayudarían a reducir los costes de la puesta en funcionamiento de Rainy River o a reducir los costes de la deuda existente y dejaría la producción de la compañía en un futuro cercano en unas 550.000 onzas a un coste cercano a los 700$.

New Gold dispone de 200M de efectivo, 80 millones de flujo de caja trimestral, una línea de crédito de 170M sin usar y unos 125M que obtendría por la posible venta de Peak Mines antes de fin de año, todo ello sería suficiente para afrontar los casi 230M de capital necesarios para empezar la producción comercial en noviembre y afrontar posibles problemas que se pudieran dar y empezar a realizar una reducción significativa de los 900M de deuda que actualmente tienen y que permitirían comenzar a proyectar la puesta en funcionamiento de Blackwater.

Valoración

Si tenemos únicamente en cuenta el flujo de caja que está generando New Gold, estaríamos hablando de 300M lo que supondría estar pagando algo menos de 7 veces dicho flujo de caja y poco más de 8 veces EV/Ebitda, estaría cotizando a 0.8 su valor en libros y cotizaría a 2,3 veces ventas. Unos ratios significativamente inferiores a las empresas similares, pero que si tenemos en cuenta la futura transformación y crecimiento que va a llevar a cabo esta compañía que pasará a más que duplicar su producción con unos costes recurrentes más reducidos y que le permitirá generar unos mayores márgenes vemos que aún estaría más infravalorada.

 

Conclusión

Pensamos que New Gold se trata de un negocio en un sector muy castigado  que no está de moda y que nos permite entrar en una empresa minera de oro con un margen de seguridad muy elevado, al cotizar a una valoración muy reducida y no descontar las grandes expectativas de crecimiento con que cuenta, la cotización se verá muy influenciada por la evolución del precio del oro y por posibles problemas que puedan existir en la puesta en marcha de su producción en Rainy River y que podrían paralizar su producción o suponer nuevos sobrecostes, todos estos factores puntuales en el corto plazo nos darían paso a previsibles caídas en su cotización que podrían ser oportunidades de inversión a largo plazo.

 

El reciente artículo es únicamente una interpretación personal de los estados financieros de la empresa y los informes de gestión trimestrales de la compañía y no representan una recomendación de inversión.