Estrategias de inversión que han conseguido resultados excepcionales

Tweedy Browne Company, compañía de corretaje favorita de grandes inversores como Benjamin Graham o Warren Buffett analizó 44 diferentes estudios durante más de 30 años en diferentes áreas geográficas llegando a la misma conclusión en todas ellas sobre el tipo de acciones y estrategias de inversión que habían sido exitosas en largos periodos de tiempo. Tweedy, Browne establecieron las pistas para determinar cuáles eran aquellas acciones que se encontraban infravaloradas y aplicando el sentido común determinaron que dicha infravaloración se asociaba a un bajo riesgo y a un rendimiento satisfactorio, los estudios realizados durante distintos análisis que abarcan más de 30 años confirmaron que el enfoque de análisis de seguridad desarrollado por Benjamin Graham produjo unas tasas de retorno superiores a largo plazo.

Las características de las acciones  que aquí les enumero han sido comunes para conseguir los mejores rendimientos de todas las estrategias de inversión que han sido analizadas:

  • Bajo precio en relación con el valor de los activos, las acciones que cotizan a un precio inferior a sus activos sirven para establecer lo que la propia empresa ha pagado por dichos activos y en algunos casos también podemos encontrar acciones que se venden con descuento con respecto a sus activos corrientes netos, es decir compañías que se venden por debajo del dinero en efectivo y otros activos que pueden ser convertidos en efectivo en menos de un año (como cuentas por cobrar e inventarios) menos sus pasivos. Esta era una técnica de selección de valores empleado con éxito por Benjamin Graham y establecía el valor estimado de liquidación de la empresa.

 

  • Bajo precio en relación a los beneficios o cash flow libre, Las acciones compradas a bajo precio / ganancias ofrecen rendimientos más altos s que las acciones compradas a ratios más altos.. Invertir en acciones que tienen un precio bajo en relación con las ganancias no se opone a las inversiones en empresas cuyas ganancias se espera que crezca en el futuro. Parafraseando a Warren Buffett, “valor” y “crecimiento” están unidos por la cadera. Una compañía con un precio bajo en relación a sus beneficios o FCF, cuyas ganancias se espera que crezcan, es preferible una empresa de precio similar cuyas ganancias no se espera que crezcan. El precio es la clave.

 

  • Un patrón relevante de compras por parte de los insiders, como grandes ejecutivos o accionistas relevantes a menudo refleja que la cotización de la propia empresa está deprimida en relación con el valor actual de lo que sería atribuible a los activos de la empresa o su negocio en curso si se produjera una adquisición. A menudo estos ejecutivos o accionistas importantes tienen un conocimiento sobre los nuevos programas de marketing, los aumentos de precios de productos, reducción de costes, aumento de las tasas de pedidos, cambios en las condiciones de la industria que creen que puede dar lugar a un aumento en el verdadero valor subyacente de la compañía, también pueden tener un conocimiento especial sobre el verdadero valor de los “activos ocultos”, el valor de una filial, que un competidor puede hacer una oferta por la compañía, el conocimiento de probabilidades de ingresos mayores por el desarrollo de productos nuevos, la existencia de costes no recurrentes, etc… No es raro ver  compras significativas de insiders en empresas con bajas relaciones de precio / beneficio o precios bajos en relación con el valor en libros. Suele ser muy común también el que las compañías recompren acciones en este tipo de empresas.

 

  • La compañía ha sufrido una caída significativa en bolsa, Una disminución en el precio es a menudo acompañada de una disminución de los ingresos o beneficios. La reversión a la media es casi una ley de la naturaleza con respecto al rendimiento de la empresa. Hemos encontrado que, más a menudo que no, las empresas cuyo desempeño reciente ha sido pobre tiende a animarse y mejorar.

 

  • Una capitalización de mercado pequeña, estas empresas a menudo se asocian con mayores tasas de crecimiento y pueden ser adquiridas más fácilmente por otras.

 

No ha sido infrecuente que las inversiones posean al mismo tiempo muchas de las características anteriores. Por ejemplo, las compañías que se venden a precios más bajos en relación a sus activos netos actuales, el valor en libros y / o ganancias suelen tener un precio bajo con frecuencia en relación con el flujo de caja, tienen una alta rentabilidad por dividendo y son más pequeños en términos de su capitalización de mercado. Muy a menudo  el precio de estas acciones ha disminuido significativamente desde los niveles anteriores y  directivos corporativos  han ido acumulando acciones de la compañía, y la propia empresa se dedica a un programa de recompra de acciones. Por otra parte, estas empresas cotizan en el mercado con descuentos sustanciales a las estimaciones reales que tendrían los accionistas caso de recibir una oferta de venta o liquidación de toda la empresa. Cada característica parece algo análogo a una pieza de un mosaico. Cuando varias de las piezas están dispuestas juntas, la imagen puede verse claramente: una acción infravalorada.

 

El Dr. Josef Lakonishok (Universidad de Illinois), el Dr. Robert W. Vishny (Universidad de Chicago) y el Dr. Andrei Shleifer (Universidad de Harvard) presentaron un documento financiado por el National Bureau of Economic Research titulado, Inversión contraria, extrapolación y riesgo, examinando los retornos de inversión de las distintas acciones y mercados y estableciendo en sus conclusiones la evidencia de que las estrategias valor producen rendimientos más altos debido a que estas estrategias explotan los errores del inversor típico y no porque estas estrategias sean más arriesgadas, en nuestra página web inersoreficiente.info podrá observar varios análisis de empresas que cumplen estos parámetros, pero no olvide que el éxito de cualquier estrategia valor que se precie siempre va a depender de la paciencia y el plazo, al ser estrategias exitosas a largo plazo y donde es recomendable siempre hacerlo con una cartera diversificada de acciones.