Trabajando el Value Investing

carlos

Muchos de mis clientes me comentan que actualmente es complicado encontrar en los medios de comunicación asesores financieros que hablen sobre negocios, evolución de beneficios, análisis fundamental… Y realmente es verdad, uno entra en internet y las webs de inversión en bolsa, los canales de radio o los programas de televisión están repletos de traders que operan a muy corto plazo, respaldando sus inversiones únicamente con gráficos de tendencia y sin destinar un solo comentario a hablar de como son los negocios donde invierten, que tendencia siguen sus beneficios a medio/largo plazo, cuales son sus perspectivas de negocio, cuales son sus ratios de valoración comparados con los de su sector o los del mercado o cual es la rentabilidad financiero fiscal que más le interesa al cliente.

Llevo trabajando desde 1999 en temas relacionados con la inversión en bolsa y en mis inicios cuando trabajaba para Morgan Stanley y se produjo el desplome de las empresas tecnológicas, yo era también un trader que operaba en el muy corto plazo; desconocía la inversión en value investing y estaba convencido que no había nada más rentable que operar en el rabioso corto plazo. Con los años, en mi etapa en Citi, fui empapándome con lecturas sobre la inversión valor, devoré libros sobre la metodología de inversión de Warren Buffet, Peter Lynch o Benjamin Graham. Para mi el tema estaba muy claro, ¿quienes eran los inversores que habían conseguido hacer un gran patrimonio con su inversión en bolsa? ¿Éstos o los traders que se mueven por todos los medios de comunicación?  La respuesta era evidente…

Desde 2004 he ido elaborando un sistema de inversión inspirado en el value investing, este sistema te lleva a aprovechar los excesos de pánico que se producen en los mercados bajistas para comprar, porque es ahí donde surjen siempre las mejores oportunidades de inversión; si el mercado sube y la tendencia se vuelve a nuestro favor, también tendremos a los analístas técnicos que siguen los gráficos de tendencia como aliados, entonces nuestro modelo de valoración determinará cuando cambiar nuestra inversión a otra más conservadora. Es decir, aprovecharemos los movimientos del mercado para beneficiarnos de sus excesos o como dijo Warren Buffet: “considera las fluctuaciones del mercado un amigo más que un enemigo y aprovéchate de la histeria en vez de participar de ella.

Después de haber sido responsable de fondos de inversión en Citi, me di cuenta de que muy pocas gestoras saben gestionar apropiadamente el patrimonio de sus partícipes en bolsa; es más, me atrevería a decirles que de las más de cien  gestoras de fondos de inversión de renta variable que existen en España no podríamos llegar ni a contar con los dedos de una mano las gestoras en las que les recomendaría que invirtiesen. Aunque tengo que reconocerles que una de ellas, recientemente  puesta en venta, es uno de mis referentes de inversión.

Desde hace más de diez años, analizo las empresas cotizadas del mercado español, utilizando los principios del enfoque valor, tratando de entender siempre los negocios, examinando  balances y cuentas anuales de  compañías cotizadas y buscando aquellos negocios que tengan unas perspectivas favorables y que coticen con descuento con respecto al valor de sus negocios. Muchas veces hay negocios sobresalientes pero que ya se encuentran sobradamente reconocidos y valorados, también hay muchos casos en los que el mercado no ha reconocido  aún el valor real de un negocio.

La labor fundamental de un gestor es la busqueda continua de aquellas empresas cotizadas a las que el mercado no ha reconocido su valor real. Llevo muchos años analizando negocios y encontrando valor en muchos de ellos, llevo más de diez años siguiendo una misma metodología que ha funcionado hasta en los entornos más complicados (crisis tecnológica, crisis financiera europea, crisis del euro y crisis inmobiliaria….) y estoy convencido de que seguiré aportando valor gracias al  mismo trabajo de análisis que he realizado durante todos estos años.