Arbitraje con Zardoya

27/02/2014

Valoren cualquier negocio de la bolsa española y después valoren Zardoya Otis y verán que el mercado le está adjudicando una prima que no está en absoluto justificada. Desde mi punto de vista el mercado le está otorgando más del doble de lo que debería valer cualquier otra empresa que tenga las mismas perspectivas de negocio.

 

Las perspectivas de Zardoya son inciertas pese a la recuperación del sector constructor en España, la retribución al accionista se ha reducido y probablemente tenga que seguir haciéndolo con motivo del descenso del BPA y los multiplicadores a los que cotiza son de una empresa que vaya a crecer en los próximos años al 20% anual, cosa altamente improbable (Ev/Ebitda 14e 21x, Per 14e 33x)

 

Hay infinidad de empresas con las que se puede hacer arbitraje para corregir esta ineficiencia del mercado, empresas valoradas a multiplicadores mucho más reducidos y  que tienen expectativas de  crecimiento en sus beneficios a tasas moderadas (OHL, ACS, REE, Enagás, Cie…) o si piensa que estas empresas tienen algún tipo de dudas, acuda a empresas con unas expectativas más claras de incremento de sus beneficios a largo plazo que aunque cotizan a multiplicadores más caros estos son mucho más bajos que los de ZOT (Amadeus, Inditex, Grifols…) Verán que en cualquiera de éstas empresas tienen lo que Warren Buffet llama un margen de seguridad bien amplio por valoración.

No hay ninguna casa de análisis que recomiende Zardoya Otis, es más, todas tienen recomendación de infraponderar, venta o fuerte venta. Recientemente Exane BNP ha sacado un informe valorando a Zardoya en 6€, ¡menos de la mitad de su precio en bolsa!

 

En sus resultados del cuarto trimestre han seguido mostrando un deterioro de sus cuentas, incluso superior al esperado ya que consolidó la compra de Enor en el segundo trimestre. Las nuevas instalaciones descendieron un 27,5% y las exportaciones un 5%, el número de contratos descendió un 4% y la media de precio por contrato se redujo en un 8,8%, el ebitda también se deterioró más de lo previsto y sólo la deuda dió una pequeña alegría al reducirse en 20 millones.

 

Aunque el mercado ha descontado un mejor escenario para la construcción en España en los próximos años, la verdad es que no ha habido ningún signo de mejora en el sector inmobiliario, los permisos de construcción están bajos y la actividad lejos de recuperarse. Pese al perfil doméstico y a estar ligada al sector constructor, todo parece indicar que Zardoya no es una apuesta válida para aprovechar la recuperación ya que no se ven signos de mejora y lo que es peor, cotiza a unos ratios desproporcionados.